El Pampero SRL
Quienes Somos Por qué Elegirnos Servicios Contacto Transporte El Pampero SRL Inicio
el pampero
el pampero

Una gran parte de la historia - Ford T

Don Diego Andrade
El iniciador de un camino

Don Diego Andrade es uno de esos hombres a los que no lo asustan los desafíos. A los 31 años de edad, cuando muy pocos creían en ese joven inquieto, que se marchaba del lugar donde creció a una zona desconocida para iniciar su propia empresa de transportes, él se las arregló para salir adelante, a pesar de los innumerables contratiempos que fueron surgiendo en los inicios del emprendimiento.

Pasaron desde entonces sesenta años y esa visión de futuro que caracterizó a Don Diego, desde los inicios mismos de El Pampero, continúa intacta, reforzada en la figura de su hijo Diego Francisco Andrade y transita hoy en la de sus nietos, a quienes les ha trazado un objetivo: “llegar a los cien años” y aún, “superarlos”.

A los 91 años, Don Diego asegura: “La empresa es todo para mí”. Tan es así, que se levanta cada mañana para ir a las oficinas de la empresa que él mismo fundó en el año 1947 junto a un amigo, en la localidad de Catriló, con apenas “dos camioncitos”.

“Esto empezó muy fácil y muy difícil a la vez”, contó Don Diego, quien tuvo palabras de elogios y agradecimiento a su compañera de toda la vida, Doña María Gelabert, quien estuvo a su lado incondicionalmente desde que la empresa fue apenas un sueño y hasta que sus dos hijos, Diego y Jorge, crecieron.

Tras un breve paso por Catriló, y el abandono de su amigo, la empresa se trasladó a Santa Rosa. “Esta ciudad me recibió con los brazos abiertos”, recordó Don Diego, al rememorar aquellos tiempos. “Fueron muchos los altibajos de la empresa durante los primeros años a pesar de que en Santa Rosa, el comercio fue muy benigno conmigo. Yo les brindé muchas comodidades y me respondieron bien, porque al poco tiempo ya tenía una carga suficiente como para los dos camiones con los que andábamos”, agregó. “Con el tiempo empezamos a comprar más camiones, gracias a los créditos que dieron los bancos y llegamos a formar una empresa que desde hace muchos años se la entregué a mis hijos, y ahora continúan los nietos”, señaló. En este punto, hizo una pausa, para destacar el crecimiento en Servicios Logísticos y en la nueva Estación de Cargas de la ciudad de General Pico.

“Es un orgullo para mí acompañarlos en esto y tener todavía tiempo para venir a estar con ellos y ver cómo crecen y se desarrollan”, confió. “Yo empecé con muy poquito y fui creciendo con el mismo trabajo y el tesón de todos los días. Así fui aprendiendo lo que es tener una empresa, pero uno nunca termina de aprender, siempre surgen novedades”, indicó.
Por último, reflexionó: “a mis hijos les enseñé a ser decentes, cumplidores, a no prometer lo que no fueran a cumplir y sobre todo, a ser honestos”. “A los nietos les pido que sigan así y que lleguen y superen los 100 años. Yo no lo voy a ver pero ese es mi mayor orgullo, del otro lado de la vida”, concluyó.

Diego Francisco Andrade
Un hombre con visión de futuro

Generoso sin medida, dispuesto siempre a ayudar, humilde e intuitivo, esas fueron las virtudes que caracterizaron a Diego Francisco Andrade en su vida.
Nació en 1943, en Tres Lomas, y desde muy pequeño viajaba junto a su padre. Los camiones eran su pasión y fue quien imaginó el futuro de la empresa que gestó con gran esfuerzo y tesón Don Diego.

Sostuvo los mismos valores con los que fue criado y aportó en la segunda etapa de la empresa El Pampero, su espíritu empresario, enfrentando sin dudar los problemas e inconvenientes propios de una empresa en expansión.

Desde 1974 se hizo cargo de la empresa. Trasladó todas sus virtudes al negocio, explotando y haciendo crecer a ésta exponencialmente, ampliando los servicios a Córdoba, Rosario, Venado Tuerto y Río Cuarto.

Forjó una familia entre su gente que trabajó y trabaja actualmente en la empresa.
Incorporó el servicio diario con nuevo tonelaje y seguro andar. Adquirió la instalación de Jorge Selva 147 en el año 1984, como centro de distribución.

En continuo crecimiento de El Pampero, Diego Francisco Andrade aceleró el proceso tecnológico y optimizó sus servicios, poniendo especial énfasis en dar respuesta a la necesidad de cada cliente en particular y del mercado, en general.

De esta manera, modernizó la flota con unidades Scania, construyó un centro de distribución y logística modelo en el Parque Industrial de Santa Rosa, y proyectó a la empresa desde La Pampa, a todo el país.

En cada una de estas etapas fue acompañado por su esposa Alicia Susana Lerda, y sus hijos, quienes compartieron todas estas vivencias junto a él.

 

Ford-T

 

 

 

 

 

Don Diego Andrade

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diego Francisco Andrade

Destinos   Historia    
 
el pampero Transporte El Pampero SRL el pampero